top of page

LHASA APSO

Originario del Tibet, cuya capital es Lhasa, es una de las razas caninas más antiguas ya que sus ancestros se remontan a 800 años antes de nuestra era. Allí reciben el nombre de Apso Seng Kye, que significa perro león centinela, si bien el significado literal de apso es «completamente cubierto de pelo.

 

A lo largo de la historia, el Lhasa Apso ha ido ocupando un lugar preponderante en los hogares de los nobles y de los oficiales de alto rango en su país, donde no se les peina con el mismo esmero que en Occidente. Allí es un perro sagrado que proporciona suerte y felicidad a sus dueños, quienes suelen tenerlos por parejas. El nombre viene dado por su función primordial, la de alertar de la presencia de extraños en los alrededores de los monasterios y palacios de su país de origen. Por su especial pelaje, también eran utilizados para calentar los pies del Dalai lama, máxima autoridad espiritual y política tibetana. 

Los ejemplares de esta raza no se vendían bajo ningún concepto, sólo eran enviados por parte del Dalai Lama al emperador chino, o a miembros de la familia imperial, como regalo, de ahí que fueran tan apreciados.

Los primeros occidentales que tuvieron acceso a ejemplares de Lhasa Apso fueron los militares británicos durante la colonización de aquellos territorios. En 1904 llegaron algunos al Reino Unido de la mano de un grupo de cadetes que regresaban de una expedición al Tibet; estos perros eran grandes y pesados, de color azul oscuro y blanco, negros o grises. La raza, tal y como la conocemos actualmente, se ha forjado en Estados Unidos, donde sus criadores mejoraron el carácter, las cabezas y el movimiento. De allí se importaron al Reino Unido algunos ejemplares relevantes, que cruzados con hembras de genealogía británica dieron autenticas joyas para la raza.

 

Pelaje: capa externa larga, abudante, recta y semi-dura. NO algodonosa, de lana o seda.

Color: todos los colores son aceptados. 

Altura: (26-28cm).

Peso: (5-8kg).

bottom of page